bannerRevistaOnline

Dos ruedas para avanzar

Que Vigo no es la ciudad más cómoda para montar en bicicleta no es ninguna novedad. Las innumerables cuestas, el reducido carril bici y la agresividad del tráfico hacen que pocos ciudadanos se animen a desplazarse a pedales de manera habitual. También podemos enfocar esta problemática desde un prisma diferente: la nuestra, es la urbe de España con la mayor tasa de vehículos registrados —más de 150.000 en 2020, con un ratio de 0,52 coches por habitante— y tiene el número más grande de accidentes en tramos urbanos de Galicia; además, estamos en una de las 120 ciudades europeas con más contaminación acústica a causa del tráfico —con más del 70 % de los viajes diarios motorizados— y, según un estudio reciente de Ecologistas en Acción, los niveles de contaminación atmosférica están muy por encima del límite que indica la OMS. Vaya, que la ciudad de las luces, los viales y los túneles necesita un buen cambio, especialmente en materia de movilidad. Todo pasa por la reducción del uso del coche privado; para esto es necesaria una normativa más restringida, una mejora del servicio público de transporte, la peatonalización de algunas calles o la utilización de alternativas no contaminantes, como pueden ser las bicicletas, los patinetes eléctricos y el resto de vehículos de movilidad personal (VMP). En nuestra ciudad existen dos asociaciones que promueven este tipo de prácticas: Vigo Ciclábel y Vigo VMP.

Vigo Ciclábel publicó hace más de un año un decálogo para alcanzar «un Vigo más ciclábel», en el que se incluían propuestas como la creación de una red ciclista homogénea y bien conectada, el establecimiento de zonas de emisiones bajas, la instalación de aparcamientos para bicicletas, la implantación de un sistema público de alquiler, la difusión de campañas de pacificación del tráfico o el fomento del transporte intermodal en el área metropolitana, entre otras peticiones. El jueves 22, esta asociación organiza la Bicicletada por la Movilidad, con salida a las 20:00 horas desde el olivo del Paseo de Afonso XII y, al día siguiente, una palestra para compartir los resultados del análisis sobre el estado del carril bici local. «Está bien diseñado, es seguro y permite recorrer la ciudad longitudinalmente sin grandes desniveles», señala el portavoz Ángel López como aspectos positivos. En los negativos, destaca que algunos tramos son demasiado estrechos, la excesiva semaforización que prioriza los coches o la falta de protección en algunas intersecciones y en los ciclocarriles de zonas como la Travesía de Vigo o la Avenida de Europa. Se muestra ilusionado por el «enorme potencial» de la futura Vía Verde hasta Pontevedra, y echa de menos más interés por parte del Ayuntamiento. «Enviamos el decálogo y la valoración del carril bici, pero no se han atendido las peticiones que hicimos».

Vigo VMP conmemoró el Día Mundial del VMP el pasado 10 de julio, con una ruta lúdico-reivindicativa por los diferentes carriles bici y ciclocarriles desde la parroquia de Coia hasta el centro comercial Vialia, pasando por la Senda Verde recién estrenada. Esta actividad busca concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre el cambio real en el paradigma de los desplazamientos diarios. Se aprovechó la ocasión para celebrar la entrada en vigor de la ordenanza municipal que regula el uso, pero también para señalar errores y contradicciones que encuentran en la que consideran «la ordenanza más estricta del país». Además denuncian que muchos agentes de la Policía Local no conocen la normativa, por lo que te pueden sancionar sin cometer ninguna infracción. «Es una lotería; puede tocarte algún agente que no sepa la ordenanza y ya la armaste», explican en una nota de prensa. Coinciden con sus compañeros a pedales en la ausencia de respuesta por parte del ejecutivo local: «La asociación Vigo VMP remitió un completo informe antes de la entrada en vigor de la ordenanza señalando esos errores —por ejemplo, a varios tipos de vehículos de movilidad personal se les permite y se les prohíbe, simultáneamente, circular por la misma vía en diferentes partes de la normativa—, pero aún seguimos sin respuesta».

BGO Electric

De lo poco bueno que trajo la pandemia fue que mucha gente se decidió a desempolvar la bicicleta y darle una segunda vida o incluso a comprar una nueva. Ese cambio social provocó que, en noviembre del año pasado, Carlos Coloret abriera BGO Electric, una tienda especializada en patinetes y bicicletas eléctricas. Comprobó de primera mano en ciudades como Barcelona o Madrid como esta forma de desplazarse despertaba mucho atractivo, además de contribuir a hacer avanzar la ciudad «hacia un futuro mucho más sostenible». Entre las ventajas de dar el salto a las dos ruedas, Coloret destaca: «Llegas menos enfadado a los sitios, ahorras mucho dinero en combustible, es cómodo y, una vez que empiezas, no lo cambias por nada». Señala también la importancia de un bueno asesoramiento, pues Vigo es una ciudad con una orografía bastante particular. «No sirve cualquier patinete; hay quien coge el más barato y luego vuelve fastidiado porque no le sube las cuestas», comenta. El peso de la persona o el tipo de recorridos que va a hacer son claves a la hora de escoger el producto idóneo. Señala que ofrecen la posibilidad de probarlos antes de comprarlos. Además esta tienda dispone de servicio de taller multimarca.

Rúa de Tarragona, 8 | 604 04 19 20 | bgoelectric.com | info@bgoelectric.com | @bgoelectric

Banner A Movidiña

LaFuga Cycling

Con más de 25 años de experiencia y seis tiendas repartidas por toda Galicia, el nombre de LaFuga Cycling es sinónimo de confianza y profesionalidad. El negocio empezó centrándose en el ciclismo deportivo, pero en la actualidad abarca todo el espectro, ofreciendo una amplia variedad de bicicletas urbanas, tanto eléctricas como musculares. La empresa está muy comprometida con la sostenibilidad, reduciendo plásticos, reciclando componentes y llevando a cabo campañas como la de que cada bici vendida suponga plantar un árbol. En la sección de bicicletas urbanas, encontramos diferentes tipos: de paseo, fitness, híbrida y plegable. Aquí se apuesta por una movilidad universal y para todas las edades y condiciones físicas, como apunta el director general de la compañía, José B. Fresco: «Queremos estar cerca de toda persona que utilice la bicicleta como deporte o para reducir la huella de carbono; nos gustaría que, cuando piensen en LaFuga, no imaginen solo una tienda de bicicletas, sino algo más especial». A mayores de la venta de producto, el comercio ofrece numerosos servicios, que van desde el asesoramiento y la configuración del vehículo, el taller especializado o seguros por accidente o robo. La nueva app de la que disponen es una buena muestra del cuidado permanente que aquí le dedican a bicicletas y ciclistas.

Rúa de Venezuela, 6 | lafugacycling.com | 981 281 321  | info@lafugacycling.com | @lafuga_cycling

X